21 oct. 2009

Informe especial

HALLOWEEN: Una fiesta "de terror"




Como todos ustedes sabrán, nos estamos aproximando en el calendario al día 31/10, una fecha que a algunos no les dirá nada, y a muchos otros quizá sí les recuerde a una celebración muy controvertida, espiritualmente cargada de significados.
Hablamos, por supuesto, de Halloween.

¿Por qué hablar de ello?

Bueno, es que el mundo globalizado en que vivimos logra que culturas hispanas como la nuestra importen festividades como esta, que nada tiene que ver con nosotros, pero que cada año es mas notorio el hecho de que aumentan sus festejos por estas latitudes.

Y además, hablamos de ello porque como creyentes responsables necesitamos, primero que nada, saber qué es lo que estamos rechazando.
Y segundo, poder tomar una postura al respecto y accionar.

Un poquito de historia.

Los orígenes de esta celebración no son nada nuevos. De hecho, tiene más de 3 mil años y muchos estudiosos ubican sus comienzos en el pueblo celta.

El pueblo celta se ubicaba en el centro y oeste de Europa, cerca del siglo I a.C.

Los druidas eran sacerdotes, y de hecho, la palabra druida significaría: “verdadero adivino”. Entre sus funciones desempañadas en la sociedad se encontraban: la adivinación, la dirección de rituales y sacrificios animales y humanos en festividades.

Uno de los dioses adorados por estas tribus celtas era Samhain, el dios de los muertos.

Todos los años era costumbre reunirse e invocarlo con el fin de predecir la suerte del año siguiente.

El significado de “Halloween” es: víspera de todos los santos (All Hallow's Eve ) y esto es porque cuando Roma invade al pueblo celta, cerca del 43.a C, esta fiesta se “cristianizó” . Hubo una fusión cultural , de manera que a la festividad romana festejada los 31/10 en honor a la diosa Pomona de los árboles frutales, se añadió el culto al dios Samhain.

Como es de suponer, de este cocktail de fiestas paganas nada bueno podía salir, y en la celebración de la llegada del otoño comenzaron a sumarse prácticas adivinatorias, invocaciones de espíritus, todo ello sumado a la creencia de que ese día los demonios, y otros seres de las tinieblas andaban corriendo por todos lados y que los fantasmas de los muertos se apoderaban de los vivos.

Como verán, la fiestita tiene un terrible trasfondo histórico.

¿Truco o trato?




La petición de caramelos en Halloween procede de la antigua creencia de que los muertos amenazaban a los pueblerinos si no accedían a sus peticiones. Actualmente los niños piden golosinas a cambio de no cometer travesuras, es el Truco o Trato.




Ahora bien, ¿Por qué los disfraces?



Las máscaras en la antigüedad eran para espantar los espíritus que provocaban las sequías y otros desastres. Por eso, el objetivo en Halloween es asustar a los demás, poniéndose en el papel de esos espíritus.

¿Y la calabaza?




Eso de ahuecar las calabazas y hacerles caras intimidantes viene también de los druidas, que portaban con ellos nabos ahuecados que representaban a un espíritu satánico que los guiaba en la tarea de ir recorriendo casas y recolectando ofrendas para el dios de los muertos.

Un terrible negocio.

Pero como cristianos, tampoco ignoramos que esta celebración embolsa cantidades industriales de dinero. Aquí algunos datos:

  • Las ventas de golosinas para esta fecha se estiman en $1.93 billones de dólares.
  • ¼ de todas las golosinas que se venden en el año, se venden entre el 15/9 y el 10/11
  • Sólo en EE.UU, se gastan cerca de $1.5 billones de dólares en disfraces.
  • $2.5 billones en decoraciones
  • $50 millones de dólares se emplean en mandarse postales para la fecha.

Es más que obvio que además de la dimensión espiritual, Halloween no deja de ser un enorme negocio para muchas personas.

Por último…

Podríamos ahondar en detalles y comentar que esta fecha es una verdadera fiesta para la iglesia satánica y que todo lo imaginable (e inimaginable) es hecho por ellos, entre otras cosas, maldecir al cuerpo de Cristo en misas negras.

¿Y nos quedaremos cruzados de brazos?. De ninguna manera.

Porque nuestra misión es alertar, como dice Filipenses 2.15, somos luminares en el mundo, en medio de una generación torcida, equivocada y perversa.

Muchas personas quedan atadas espiritualmente abriéndole las puertas de sus almas a un reino de oscuridad que no les tendrá piedad. ¿Y sabes que es lo peor?, que la mayoría de los que festejan Halloween se dicen cristianos.

Pero los valores de Cristo son otros, y los que lo sabemos somos responsables de decirlo públicamente.

¿Qué podemos hacer nosotros?.

  • Oremos como cuerpo de Cristo, en perfecta unidad, para que el eje espiritual de esta celebración sea quebrantado, cubriéndonos de esta influencia.
  • Digamos la verdad, digamos lo que sabemos. Expongamos públicamente, como lo hizo Cristo en la cruz con los principados y potestades, las raíces espirituales de Halloween.Publiquemos en nuestras redes sociales, en nuestros espacios y en los de amigos este tipo de información, trayéndolo a conocimiento de todos.
  • Y bendigamos a las personas que aún están cegadas, para que Dios los liberte y vean y entiendan lo que están practicando en realidad.

Porque en nuestra boca está ese poder, ¡y Dios puede obrar cosas maravillosas a través nuestro!.


Fuentes:

www.erroreshistoricos.com

www.avanzapormas.com

http://espanol.babycenter.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tomarte tu tiempo en escribirnos...

¿Quieres que tu blog predique? - DECLARACIONES

Image Hosted by ImageShack.us
Consigue mas carteles como este Click aquí